Los campings de lujo de nueva tendencia (trucos y consejos)

Hoy en día, acampar es sinónimo de lujo. ¡Una nueva tendencia en auge desde hace varios años! Aunque el camping siempre ha tenido su público, actualmente podemos ver un auténtico aumento de gama en el medio de la hotelería al aire libre, reflejo de los cambios en la forma de consumir de los veraneantes.

El standing de los campings y los hoteles actualmente se evalúa mediante un sistema de clasificación por estrellas que va de 1 a 5, que permite identificar si el camping cumple con cierto número de criterios en términos de comodidad y calidad de alojamiento, de oferta de servicios y de accesibilidad.

Aunque acampar sigue siendo una de las soluciones más apreciadas para ir de vacaciones a un bajo precio, eso no significa renunciar a la calidad de la estancia. Hay que olvidar todas las ideas preconcebidas y los prejuicios sobre el camping, porque hoy en día el camping, como podemos ver, ha sido rebautizado como “hotelería al aire libre”, y nos muestra una faceta completamente nueva, mucho más moderna y acorde con las nuevas expectativas de los consumidores.

Atrás quedaron los días en los que había que montar la tienda con dificultad, cuando las noches eran más o menos cómodas y las comidas se basaban en latas calentadas en un hornillo de gas. Ir de vacaciones al aire libre para reponer fuerzas, sí, pero sin dejar de lado la comodidad, es la nueva combinación ganadora.

Hoy en día, los veraneantes son cada vez más exigentes y desean una estancia “llave en mano”: no tener que montar la tienda a su llegada, simplemente dejar las maletas y empezar a disfrutar inmediatamente de las instalaciones del camping.

Para estancias a la carta, que satisfacen al 100% las necesidades del veraneante, los campings desarrollan cada vez más el sistema de servicios a la carta, para una estancia completamente personalizada. Esto permite ir más allá del mero alquiler de un alojamiento ofreciendo a los veraneantes una toma a cargo total en lo relativo a sus salidas, sus actividades, sus comidas, etc.

Actualmente, los campings de 4 y 5 estrellas prácticamente no tienen nada que envidiar a los hoteles, la decoración es cuidada y los equipamientos lo suficientemente completos para complacer a los veraneantes. Este aumento de gama también permite atraer y seducir a nuevos clientes que quizás nunca antes hayan visitado un camping más tradicional.

Junto a las casas móviles, muy apreciadas, actualmente, también existen alternativas de alta gama que intentan conciliar el lujo con la naturaleza, la comodidad y la autenticidad. Es lo que se denomina “glamping”, es decir, alojamientos generalmente originales, cómodos y respetuosos con el medio ambiente. Es una alternativa ideal para quienes deseen descubrir el cálido ambiente de un camping y vivir una experiencia fuera de lo común mientras disfrutan de una máxima comodidad.

¿Y si también probara la experiencia de una estancia de lujo en uno de nuestros 7 campings en el Sur de Francia para sus próximas vacaciones?